RealGoya

Blog sobre Francisco de Goya. Espacio de amistad que aglutine a todos aquellos amigos de Goya o de lo que representa Goya, a la manera de un club on line.

Los hijos de Goya (I)

No se sabe con certeza cuántos hijos tuvo Goya. Hay quien sostiene que siete y hay quien, como Guillermo Díaz Plaja, afirma que fueron ¡veinte! (véase “Goya en sus Cartas y otros escritos”. Heraldo de Aragón, Zaragoza, 1980. Página 28).  Ansón afirma, y relaciona, ocho hijos y dice que “todos ellos (Antonio, Eusebio, Vicente, un prematuro, María del Pilar, Francisco de Paula, Hermenegilda y Francisco Javier) murieron al nacer o siendo muy niños, salvo el último, Javier Goya y Bayeu, nacido el 4 de diciembre de 1784, que fue el heredero del pintor”.

Por supuesto, hijos habidos con su mujer Josefa (Pepa) Bayeu Subías, hermana de Francisco, Ramón y fray Manuel.

Igualmente, Ansón afirma que “los padres de Goya habían tenido casa en Zaragoza en la calle de la Morería Cerrada, en la parroquia de San Gil, hasta 1762. Embargada la casa por deudas, tuvieron que pasar a otra en alquiler en el Coso, frente a las llamadas Piedras del Coso, y años después a otra en la calle y plaza de San Miguel”.

Goya se casa con Josefa Bayeu, en Madrid, el  25 de julio de 1773, en la iglesia parroquial de San Martín. El matrimonio vive en Zaragoza, su ciudad, en la que nacerá su primogénito, varón, el 29 de agosto de 1774. El mismo día de su nacimiento será bautizado en la parroquia de San Miguel de los navarros, y apadrinado por el escultor Carlos Salas.

La correspondiente partida de bautismo se conserva en el archivo de la parroquia de San Miguel de los Navarros, en el Libro 9 del citado archivo.

partida

Cuya transcripción dice lo siguiente:

“Bautizados año 1774

(Al margen izquierdo: Antº Goya)

En la Iglesia Parroquial de Sn Miguel de los Navarros  a veintinueve de Agosto de
mil setecientos setenta y quatro: Yo el Dn Dn Rafahel Royo Regente 1ª Cura
de ella bautizé un niño que nacio el mismo dia, hijo de Francisco Goya y de
Josepha Bayeu naturales de Zaragoza, Conyuges legítimamente casados Pa-
rroquianos de esta Iglesia, y que al presente habitan en esta Parroquia. Al
qual fue puesto por nombre Antonio, Juan Ramón, Carlos. Fue su Padrino
Dn Carlos Salas Parroquiano de Sn Felipe â quien adberti el Parente-
sco espiritual que havia contraído, y la obligación de enseñar la
Doctrina Xna del bautizado en defecto de sus Padres: Y por la verdad lo fir-
mo.
Dn Mariano Sostre Y Hayeto Re”

Abajo, en el mismo folio en el que se ha fotocopiado la Partida de Bautismo, se incluye sello estampillado de la Parroquia de San Miguel Q.S.D. de Zaragoza y sobre él, la firma del Párroco, Don Fernando Arregui.

“Q.S.D.”  (“Quis Sictvi (o Sicut) Deus”) significa ¿Quién Como Dios?

A la vista del documento, cabe preguntarse acerca de la figura del padrino, Don Carlos Salas y de su indudable gran relación con los padres del neonato. Pues bien, tal personaje íntimamente relacionado con Goya no es otro que el escultor Carlos Salas Viraseca (Barcelona, 1728 – Zaragoza, 30 de marzo de 1780), con quien Francisco de Goya tiene sobrada relación al coincidir ambos en la obra del Pilar y, más concretamente en sus respectivos trabajos – a escasamente treinta metros el uno del otro- en la parte posterior de la Santa Capilla del citado Templo. Goya pinta el fresco de la Regina Martirum y Carlos Salas había esculpido una obra que F. Abbad Rios describe en  “La Seo y el Pilar de Zaragoza” Ed. Plus-Ultra, Madrid, de la siguiente manera:

retablo

“En la parte posterior (de la Santa Capilla), y tras los altares, esculpió Carlos Salas un altorrelieve magnífico de la Asunción de la Virgen. En la parte superior, María sube al cielo, sentada sobre nubes, rodeada de ángeles. Y en la inferior, los Apóstoles, alrededor del sepulcro vacío, la adoran y contemplan el misterio. Esta obra tuvo tal éxito, que se pensó hacer de ella el altar mayor de la basílica y retirar el retablo de Forment; pero, afortunadamente, no se llevó a cabo tal idea. Carlos Salas (*) es un artista poco estudiado y, por tanto mal conocido, que trabajó mucho en Aragón y Cataluña. Ésta es seguramente su obra capital; una de las más bellas del pre-neoclasicismo español.”

Gonzalo de Diego

 

Anterior

GOYA, Carta Astral (Por Carlos Bogdanich)

Siguiente

Hécuba y la pesadilla de Füssli

1 Comentario

  1. Pepe Cerdá

    Cuánto aprendo contigo. Muchas gracias. No sabía de la relación entre el magnífico escultor Carlos Salas y nuestro Goya. Pepe

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén